Cómo dormir Plácidamente

Si dormís bien, vivís mejor. Es un hecho. No descansar adecuadamente altera nuestros biorritmos, nuestra capacidad de concentración y nos hace estar “Kaigue” y de mal humor durante el día. Un buen descanso es fundamental para rendir en los estudios, en el trabajo y ¡hasta en la vida social!

Por eso, hoy te damos una serie de consejos para que tu sueño se convierta en un acto realmente reparador y te levantes con energía para afrontar una nueva jornada:

«Esperamos que estos consejos te sean de utilidad y duermas como un bebé.»

  • La cama es para dormir. Si nuestro cerebro asocia la cama con otras actividades como ver la tele, jugar con el móvil o usar una tableta, será más difícil conciliar el sueño. Estudios recientes demuestran que permanecer antes de dormir con pantallas retro iluminadas puede afectar a la calidad del sueño. Sin embargo, sí te recomendamos leer un libro o una revista.
  • Mantené la habitación ventilada. Despejarás los malos olores y mantendrás la humedad a raya, además de ayudar a que lo microorganismos no se instalen en tu dormitorio. Lo ideal es hacerlo cuando nos levantemos durante unos 10 minutos.
  • Evitá las cenas pesadas. Lo mejor es realizar una cena ligera y digestiva y, por supuesto, olvidarnos de todos los excitantes como alcohol, bebidas con cafeína o tabaco.
  • Tomá una infusión relajante o un vaso de leche caliente una media hora antes de ir a la cama.
  • Hacer deporte es beneficioso para dormir bien, pero debés procurar que pase al menos una hora entre su finalización y la hora de ir a la cama.
  • Mantené una rutina de horarios. Si durante la semana llevamos un horario y durante el fin de semana lo cambiamos completamente, nuestro sueño se verá afectado.
  • Por último, pero no por ello menos importante, es imprescindible que tengas en perfectas condiciones tanto el colchón como el sommier. Un mal colchón o uno con demasiados años puede mermar nuestra calidad de sueño.
2018-06-27T00:21:06+00:00 junio 26th, 2018|Consejos|